elpajarojocs

El.Pajaro.Jocs
Instalaciones de juego infantiles y familiares

Desde la compañía de Juegos e Instalaciones infantiles y familiares «El Pájaro, Jocs», tenemos diferentes colecciones de juego de gran formato que ofrecen diversión y entretenimiento, para diferentes rangos de edad, y propósitos. Uno de nuestros objetivos es ofrecer espacios donde toda la familia pueda ser partícipe, compartiendo y dialogando a través del juego, del hecho lúdico, como lenguaje de comunicación.

El.Pajaro.Jocs
Instalaciones de juego infantiles y familiares

Desde la compañía de Juegos e Instalaciones infantiles y familiares «El Pájaro, Jocs», tenemos diferentes colecciones de juego de gran formato que ofrecen diversión y entretenimiento, para diferentes rangos de edad, y propósitos. Uno de nuestros objetivos es ofrecer espacios donde toda la familia pueda ser partícipe, compartiendo y dialogando a través del juego, del hecho lúdico, como lenguaje de comunicación.

El Pajaro Jocs

Quienes somos…

Después de un largo recorrido investigando y creando, diseñando y construyendo, inventando e imaginando material didáctico infantil, bajo el nombre de «El Pájaro Carpintero», un buen día surgió la oportunidad de hacer un intercambio montando la instalación de un espacio infantil de juego.

Tras la gratificante experiencia se me abrió un mundo nuevo, el de las instalaciones de juego de la calle. Fue así como empecé a interesarme en estos nuevos materiales de gran formato y empecé a diseñar, no sólo piezas nuevas, sino nuevos espacios de juego.

Actualmente desde la compañía de instalaciones infantiles y familiares «El Pájaro, juegos de calle», hemos creado diferentes colecciones de juegos de gran formato que ofrecen diversión y entretenimiento para diferentes franjas de edad. Uno de nuestros objetivos es ofrecer espacios donde toda la familia pueda participar, compartiendo y dialogando, a través del juego y del hecho lúdico como lenguaje de comunicación.

El apasionante camino que afortunadamente comenzamos en el 2010 con la construcción de las primeras piezas de madera de material didáctico infantil, parece que va cogiendo nuevas formas con las actuales instalaciones de juego de gran formato, y su esencia sigue tan intensa como el primer día, acompañándonos en este sueño hecho realidad.

Qué nos mueve…

Existen diferentes motivos por los que empecé a interesarme por las instalaciones de espacios de juego en la calle, más allá de la nostalgia de un tiempo pasado. Uno de ellos es el interés por reactivar una búsqueda hacia la esencia del juego, y el hecho social que esto ha supuesto y supone en la gran comunidad humana.

Otro motivo que mueve este proyecto, es el hecho de recuperar el espacio público: la plaza, la calle … que pertenece al pueblo, y donde el pueblo, como comunidad activa de una sociedad, se expresa y se relaciona, debate el día a día de la realidad que se vive en cada rincón de nuestra sociedad.

Entiendo el juego como una herramienta que nos ayuda a expresarnos a través de su lenguaje con quienes nos són cercanos, así como a relacionarnos intergeneracionalmente (tal vez este es uno de los motivos más importantes).

El juego es sinónimo de recreo, diversión, alegría, y a la vez es una herramienta de intercambio de conocimientos, de sensaciones, de información, de emociones, de miradas …

La calle es un espacio público y el juego es un bien cultural para todas las edades, la combinación de las dos cosas es un bien sociocultural, que hará mejorar las relaciones entre humanos como habitantes de una sociedad.

Una vez recuperado el espacio público con presencia, y no de forma virtual, que empiece el juego !!

Valores sociales

El hecho de jugar nos transmite el valor de lo inmaterial, el juego por el juego, por el placer de jugar. Provoca la comunicación directa entre una, dos, o más personas independientemente del sexo o edad que tengan. La concentración en el aquí y el ahora, nos hace vivir el presente de forma intensa. En ese momento, nada es más importante que hacer puntería, o resolver el intríngulis, o animar al compañero. Visto así es una herramienta muy beneficiosa a la hora de crear dinámicas de grupo, en cuanto a superación personal, en la cohesión de grupo, haciéndonos superar todas las barreras que impiden a veces el ser humano ser libre.

El hecho de que se pueda jugar en la calle todavía es una ventaja mayor a la hora de poder compartir este momento tan alegre, mágico y especial con personas que quizás no conocemos o no hubiéramos conocido nunca, rápidamente y por arte de magia se genera el diálogo a través de juego, y ya estamos. Es tan fácil obtener una sonrisa, un abrazo, que lo hace, yo creo, una de las claves para acercarnos a la felicidad y la alegría de vivir.

No me quiero descuidar la importancia que tiene promover el juego tradicional en la calle para la gente de tercera edad, como elemento integrador de este colectivo, muchas veces olvidado sin darnos cuenta. Es increíble ver la cantidad de batallitas que surgen una vez ven el despliegue del material en la calle o la plaza, y pueden disfrutar de este recuerdo que los transporta a un viaje lleno de aventuras.
Por todo ello, es muy recomendable compartir un rato de juego con los que más queremos, y tendrá efectos muy beneficiosos en nuestra relación para con los demás.

Contactar